Vendedores de nochebuenas en Xochimilco: entre la pandemia y bajas ventas



Por Diana Escalona


Este año no es como los anteriores en el Mercado de Plantas de Madreselva, en la alcaldía Xochimilco. La venta de nochebuenas no se compara a la de 2019 y son pocos los locales que decidieron apostar por traer la tradicional flor navideña.


Gercina asegura que la venta ha estado "de la jodida" a pesar de que comenzó a traer nochebuenas después del Día de Muertos, y aunque a partir del 20 de noviembre la alcaldía les permitió extender su horario hasta las 20:00 horas lo cierto es que no ha vendido mucho.


Como ya es tradición a finales de año en los cinco mercados de Xochimilco, así como en la deportiva de la demarcación se ofrecen más de 30 especies de nochebuenas, las cuales van desde la roja, hasta las marmoleadas, amarillas, blancas y rosas.

En los cerca de 600 locales que conforman el Mercado de Madreselva, los precios de la planta decembrina van desde los 20 pesos, 50, 80 y en algunos casos pueden alcanzar los 500 pesos, sin embargo, algunos vendedores como Juana Guerrero llegan a bajar hasta 20 pesos los precios con el fin de que las personas que preguntan se animen a llevarse por lo menos una nochebuena.


"Se supondría que ahorita estuviera alto, pero no, no hay gente. Nomas vienen a ver y no compran", explica Juana.

Los locatarios coinciden en que la flor se vende bien hasta el 12 de diciembre, después son pocos los "despistados" que van por nochebuenas para adornar sus casas.


Recuperar lo invertido

De acuerdo con el director general de Turismo y Fomento Económico de Xochimilco, José Luis Saldívar, se espera que este año la venta de nochebuenas de los cerca de 600 productores que participan deje una derrama económica por más de 500 millones de pesos, pese a la pandemia.

Como ya es tradición entre los que se dedican a la venta de plantas en Xochimilco, a finales de noviembre es cuando comienzan a traer de los invernaderos una de las flores más importantes y simbólicas de la Navidad.

Pero no todos los vendedores que acostumbraban a invertir en nochebuenas lo hicieron este año, como Nayeli, quien ante las bajas ventas derivadas de la crisis por la pandemia de coronavirus, decidió no traer plantas e incluso ha considerado dejar su local al no poder costear la renta.

Otros como Gercina lo que esperan es poder recuperar parte del dinero que han invertido desde hace poco más de un año, época en la que realizó sus pedidos para tener la garantía de que le respetarían el precio y las tendría listas para comenzar a trabajar en su producción desde marzo.

"Lo que queremos es vender para recuperar parte de lo que invertimos y si algo nos queda de ganancia qué bueno, si no por lo menos que recuperes lo que invertiste para seguir trabajando", dice.

Sin embargo, al igual que Juana de lunes a domingo les toca observar como algunas de las personas que acuden a Madreselva solo pasan, preguntan, pero no se llevan nochebuenas como en años previos a la pandemia cuando llegaban a vender hasta 30 plantas en una sola exhibición.


“Te preguntan y se pasan, la situación está complicada para todos. Los ricos se volvieron pobres y nosotros pobres, mendigos", comenta.

Para otros locatarios con más suerte como Mitzi y su familia el impacto no ha sido tan grave, pues cuenta que en comparación con 2019 en las últimas dos semanas la venta para ellos ha sido constante, aunque han traído del invernadero menos nochebuenas.

Asimismo, considera que ahora que las personas pasan más tiempo en sus casas lo que buscan es un ambiente agradable, "bonito", por lo que una forma de conseguirlo es llevar nochebuenas.



Hacer frente a la pandemia

El puesto de Gercina es uno de los primeros cerca de la entrada por calle Madreselva, al igual que otros mantiene en filas y por tamaños las nochebuenas en su mayoría rojas y algunas amarillas en 40 pesos.

En todo momento porta su cubrebocas y pese a reconocer que cuando comenzó la pandemia estaba “incrédula” ahora tiene conocimiento de casos cercanos que han dado positivo al Covid-19, aunque ninguno entre los que venden plantas.

En este sentido, las autoridades de Xochimilco han colocado diversos señalamientos que indican que el uso de cubrebocas es obligatorio para las personas que acuden a comprar, así como para los vendedores.

De igual manera durante los primeros ocho meses de la emergencia sanitaria los horarios en el mercado se redujeron hasta las 17:00 horas, por lo que solo en esta temporada de Navidad se permitió ampliarlo hasta las 20:00 horas.

Sin embargo, algunos de los vendedores afirman que este horario especial solo se mantendrá hasta el 15 de diciembre, lo cual coincide con que a partir de esos días la venta de nochebuenas se reduce significativamente.