Miguel Ángel Vásquez, todo cae por su propio peso


Bien dicen, “todo cae por su propio peso”. A finales de febrero pasado, Miguel Ángel Vásquez, subsecretario de Capital Humano del exjefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, fue detenido por elementos de la Policía de Investigación, acusado de uso indebido de atribuciones y delitos cometidos por servidores públicos.

Además de dejar de pagar las aportaciones de jubilados y pensionados del ISSSTE de la Caja de Previsión de la Policía (Caprepol) y provocar daño a la hacienda pública de la Ciudad de México por más de 293 millones de pesos, Miguel Ángel Vázquez aumentó, sin justificación alguna, la nómina de la pasada administración al contratar 32 mil plazas; se sabe que al menos seis eran sus familiares cercanos.

Volviendo al dicho “todo cae por su propio peso”, la manera en que Vásquez Reyes subió fue cuando tuvo el control de la nómina del PRD, de ahí su cercanía con Mancera y Raúl Flores, quien, como líder de ese partido en la Ciudad de México, pagó 60 millones de pesos para bloquear la campaña de Ricardo Monreal. Una manera de hacerlo fue deteniendo a Pedro Pablo de Antuñano de manera injustificada.

Pedro Pablo De Antuñano Padilla era director general de jurídico y gobierno de la administración de Ricardo Monreal en la entonces delegación Cuauhtémoc, cuando fue detenido en septiembre de 2016, en un retén policiaco. El supuesto delito por el que se le acusó fue que transportaba, en una caja de cartón, 600 mil pesos en efectivo, en la zona de Polanco, en la Ciudad de México.

En febrero de 2017, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México resolvió que De Antuñano Padilla no tenía en su poder recursos de procedencia ilícita, pues los 600 mil pesos eran para el pago de una producción audiovisual; además, la Procuraduría capitalina lo exoneró en materia penal y el Sistema de Administración Tributaria, el SAT, en lo fiscal.

Ya en diciembre de 2019, el Tribunal Colegiado en Materia Administrativa de Primer Circuito ordenó al Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México que revocara el intento de inhabilitar a Pedro Pablo en el ejercicio de la Función Pública y emitiera una resolución para aclarar que el servidor público no cometió delito.

Aunque hace ocho meses se cerró el expediente judicial, recientemente se supo que Miguel Ángel Vásquez, quien sigue detenido y busca un pacto como el del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, a cambio de reducir su condena, reveló la manera en que operó el experredista Raúl Flores contra Pedro Pablo De Antuñano. Y sí, “todo cae por su propio peso”.