TikTok acusa que EU no se ha prestado a alcanzar una solución constructiva




TikTok informó que hará todo lo posible para revertir el veto en Estados Unidos aplicado por el presidente Donald Trump, y que, si Washington se niega a hacerlo, acudirá a la justicia de ese país.

En un comunicado publicado en su página web, la empresa de origen chino escribió estar "sorprendida" por la orden ejecutiva firmada ayer por Trump que prohíbe cualquier transacción con su desarrollador, la tecnológica china ByteDance.

"Emplearemos todos los recursos (legales) de los que dispongamos para garantizar que no se desecha el Estado de derecho (...), si no es con la Administración, será con los tribunales de Estados Unidos", se lee en el texto.

TikTok dice que, a pesar que en la orden de Trump se habla de informaciones que no son citadas y de temores de que la aplicación "pueda ser utilizada" para campañas de desinformación, los datos de los usuarios que recaba entran dentro del "estándar de la industria para miles de aplicaciones móviles en todo el mundo".


La red social insistió en que nunca ha compartido datos con el Gobierno chino y que tampoco ha censurado contenidos a petición de Pekín.


"Incluso hemos expresado nuestra disposición de pactar una venta completa de nuestros negocios en Estados Unidos a una compañía estadounidense", agrega la plataforma, en referencia a las negociaciones abiertas con Microsoft que, de cerrarse, podrían permitirle seguir activa en el país norteamericano, donde goza de gran popularidad.

La empresa asegura que la decisión de vetarla "crea un precedente peligroso para el concepto de libertad de expresión" y pide a sus usuarios que ejerzan "su derecho a ser escuchados" contactando con sus representantes políticos e incluso con la Casa Blanca para mostrar su oposición a la medida.

Actualmente, la red social cuenta con más de 100 millones de usuarios solo en el territorio estadounidense.