Sin Fonden ahora piden fondos


La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) solicitó al Gobierno federal 350.3 millones de pesos para arreglar carreteras y caminos rurales afectados por fenómenos naturales, como sismos y huracanes ocurridos este año.


Así consta en lo publicado por la propia dependencia, donde se detalla que en los últimos meses el trabajo se concentró en siete proyectos dentro de la Cartera de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público enfocados a daños por el sismo del pasado 7 de septiembre, el ciclón Nora y los huracanes Olaf y Grace.


La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) solicitó al Gobierno federal 350.3 millones de pesos para arreglar carreteras y caminos rurales afectados por fenómenos naturales, como sismos y huracanes ocurridos este año.


Así consta en lo publicado por la propia dependencia, donde se detalla que en los últimos meses el trabajo se concentró en siete proyectos dentro de la Cartera de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público enfocados a daños por el sismo del pasado 7 de septiembre, el ciclón Nora y los huracanes Olaf y Grace.


Grace impactó México en agosto, tocando tierra dos veces, primero en la península de Yucatán y posteriormente en Veracruz, dejando a su paso ocho personas fallecidas y otras desaparecidas.


El Ciclón Nora, que impacto en México a finales de agosto, también dejó daños en los estados de Michoacán y Nayarit, tanto en caminos rurales como en la carretera federal, para lo cual la SICT solicitó 160.7 millones de pesos para reparar 438.5 kilómetros afectados.


Los recursos se destinarán principalmente a trabajos de limpieza, remoción de escombros, reposición de material y reconstrucción de los daños que dejó el fenómeno meteorológico que provocó la muerte de un menor de edad a su paso por territorio mexicano.


El huracán Olaf, que tocó tierra en Baja California Sur el 10 de septiembre, provocó daños en 225.2 kilómetros de carreteras en esa entidad, los cuales serán cubiertos con 4.2 millones de pesos que la SICT solicitó para reposición de material asfáltico y reconstrucción de cunetas y tramos de la vía.


Tras el paso del huracán se reportaron en el país daños materiales así como un fallecido y diez desaparecidos producto de un deslave.


Por esas fechas, entre el 6 y 8 de septiembre, una serie de lluvias atípicas causaron inundaciones en distintos municipios de Hidalgo y provocaron daños en 23.5 kilómetros de caminos rurales para los cuales la dependencia federal solicitó 15.8 millones de pesos etiquetados para reconstrucción.


Finalmente, la SICT inscribió dos proyectos para la limpieza y reconstrucción de 153.5 kilómetros de carretera federal en el estado de Guerrero afectados por el sismo de 7.1 magnitud Richter registrados la noche del 7 de septiembre.


El sismo se detectó a 11 kilómetros al sureste de la costa de Acapulco activando en Oaxaca, Chilpancingo, Morelia, Puebla y la Ciudad de México, donde varias zonas se quedaron sin energía eléctrica durante horas.


El huracán Grace provocó 11 muertos y 62 municipios quedaron afectados tras su paso por los estados de Veracruz y Puebla, en comunidades campesinas en particular que se dedicaban a la ganadería y la agricultura.


El Estado de México también fue afectado por desastres naturales, en Ecatepec, por ejemplo, fue golpeado este año por lluvias más fuertes de lo habitual, pero el terreno no pudo resistirlo. Se produjeron riadas y deslaves que se llevaron la vida de dos personas. Otras 100 mil se vieron damnificadas, de manera indirecta.


Solo en México, de 1970 a 2019 se han registrado 6,655 muertes en 202 desastres diferentes, según datos de la Organización Meteorológica Mundial.


De acuerdo con una clasificación de esta agencia de las Naciones Unidas, en los países de América el número de desastres se ha repartido a partes iguales”, refiere la ONU. En éxico, el fideicomiso Fondo de Desastres Naturales creado para su atención fue eliminado el pasado 28 de julio.