Rusia asegura que acuerdo de permitir exportación de granos esta en pié a pesar de bombardeo


Luego de haber firmado un acuerdo para permitir la exportación de granos por parte de Ucrania a través de el puerto de Odesa, Rusia bombardeó el puerto ucraniano.


Este lunes Rusia aseguró que el ataque del sábado -denunciado por el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, como una "barbarie"- sólo tenía como objetivo la infraestructura militar y no afectaría a los acuerdos de exportación de grano alcanzados el viernes en Estambul.


La escasez de trigo en el mundo y el aumento de los precios de la energía en Europa son algunos de los efectos de mayor alcance de la invasión rusa de Ucrania, que amenazan con el hambre a millones de personas en los países más pobres y hacen temer por el suministro de calefacción en Europa en el invierno.


Cuando la guerra entra en su sexto mes, el Ejército ucraniano informó de un bombardeo ruso en el este de Ucrania durante la noche. Moscú seguía preparándose para un asalto a Bakhmut en la región industrial de Dombás, que Rusia pretende tomar en nombre de los apoderados separatistas, añadió.


Cerca de Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania situada en el noreste del país, tres personas quedaron atrapadas bajo los escombros de un centro cultural en la ciudad de Chuhuyiv y una cuarta persona resultó herida, dijo la oficina de Zelenski.


Ucrania dijo este lunes que sus fuerzas habían utilizado sistemas de cohetes HIMARS suministrados por Estados Unidos para destruir 50 depósitos de munición rusos desde que recibieron las armas el mes pasado.


Rusia no hizo comentarios de inmediato, pero su Ministerio de Defensa dijo que sus fuerzas habían destruido un depósito de municiones para los sistemas HIMARS.


El acuerdo del viernes sobre las exportaciones de grano tiene como objetivo permitir el paso seguro dentro y fuera de los puertos ucranianos, bloqueados por la flota rusa del Mar Negro desde la invasión de Moscú el 24 de febrero.


Un funcionario de la ONU calificó el acuerdo como un "alto el fuego de facto" para los barcos y las instalaciones cubiertas.


El ejército ucraniano dijo que dos misiles Kalibr disparados desde buques de guerra rusos impactaron en la zona de una estación de bombeo del puerto y otros dos fueron derribados por las fuerzas de defensa aérea. No alcanzaron la zona de almacenamiento de grano ni causaron daños significativos.


Rusia dijo que sus fuerzas habían alcanzado un buque de guerra ucraniano y un almacén de armas en Odesa con misiles de precisión.


Estos ataques están relacionados exclusivamente con la infraestructura militar", dijo el lunes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.


"No están en absoluto relacionados con infraestructuras que se utilizan para la exportación de grano. Esto no debería afectar -y no afectará- al inicio de los envíos".


Ucrania, uno de los principales proveedores mundiales de grano, había dicho antes que los preparativos para reanudar los envíos de grano estaban en marcha.


Peskov también señaló que las exportaciones de gas natural ruso a Europa -reiniciadas la semana pasada en volúmenes reducidos- podrían aumentar pronto.


Los diplomáticos de la Unión Europea, que se ha unido a Estados Unidos en la imposición de sanciones a Rusia, pero que ha seguido comprando su gas, tenían previsto debatir el lunes los objetivos de los Estados miembros para reducir su consumo de gas.


Peskov dijo que la instalación de una turbina reparada por Canadá permitiría suministrar gas a Europa en los "volúmenes correspondientes", y añadió que eran necesarias otras reparaciones en el gasoducto, que estuvo cerrado durante 10 días este mes para mantenimiento.


Los precios mundiales del trigo subieron fuertemente el lunes debido a la incertidumbre sobre el acuerdo sobre el grano, borrando la mayor parte de las caídas registradas el viernes, cuando los operadores habían anticipado un alivio de la escasez de suministros