Rezago en planes de desarrollo municipales impide solución de problemas de agua y vialidades


En México, sólo 80.6% de los municipios tenía un plan de desarrollo en 2019, de los cuales 33% tienen indicadores de gestión de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU). Falta de planes municipales impiden evaluar necesidades y ruta de acción para dinamitar desarrollo de municipios.


Municipios como Naucalpan de Juárez enfrentan un panorama complicado, derivado del crecimiento poblacional, que sólo encuentra cabida en asentamientos irregulares y desarrollos rapaces que no cuentan con sistemas de mitigación de impacto ambiental. A su vez, la controversia alrededor del plan de desarrollo urbano actual amenaza la sustentabilidad financiera del municipio y su capacidad de solucionar problemas como agua y vialidades.


Ante la falta de alternativas el municipio pierde población e ingresos para reinvertir, datos del INEGI señalan que de 2019 a 2020 hubo una pérdida de población equivalente al -1.16%. En números netos corresponde a 9,785 personas menos que al año anterior, para el 2021 se espera que esta tendencia se incremente.


La planificación para el desarrollo en los municipios de México es muy diversa. Mientras algunos municipios consideran dentro de sus planes para el desarrollo una misión y visión, así como objetivos y metas claras, algunos otros no tienen planes municipales de desarrollo.


Además, mientras algunos ayuntamientos consideran la creación en su organización de consejos municipales de planeación, otros crean institutos municipales de planeación, con el objetivo de incentivar la participación social y la consulta ciudadana en lo relativo a la planeación local.


Aunque la ley estatal obliga a todos los municipios, del estado de México, cerca de 29 municipios tanto del Valle de México no cuentan con Plan Municipal de Desarrollo Urbano. Entre los que están: Almoloya de Juárez, Acolman, Lerma, Temoaya, Tenancingo, Tepotzotlán y San José del Rincón.




La normativa es importante para considerar y evaluar el aprovechamiento eficiente de los recursos humanos, naturales, culturales, físicos, ambientales, administrativos y financieros de los cuales dispone el municipio. Esta fotografía permite aterrizar planeación estratégica para cumplir con dicho objetivo.


Es importante que esto se cumpla y se lleve a cabo debido a que en estos planes es donde marca las zonas que están destinadas o no, a ser habitadas y los asentamientos irregulares que pudiera haber.


El documento constituye una hoja de ruta a la que los actores de la sociedad pueden apelar en el involucramiento con esferas con implicaciones en aspectos públicos. Sin un plan de desarrollo municipal no existe claridad sobre el futuro cercano de los municipios y se reducen los incentivos para inversiones en infraestructura de grandes dimensiones.


Independientemente de la diversidad de sus definiciones, la planificación tiene como función ayudar a un individuo o a un grupo de ellos, a precisar objetivos futuros y a trazar un camino para alcanzarlos.