Puerto de Manzanillo a tope, se retrasa entrada de mercancías


El congestionamiento se concentra en el puerto de Manzanillo, que recibe el 47 por ciento de la carga de mercancías que llega al país, donde la descarga de los navíos pasó de ocho hasta 20 días.


Manzanillo no cuenta con el personal ni con el equipo para atender la demanda, lo que se agravó con el rebote del Covid el cual fue mayor a lo esperado.


También se debe a que han llegado más contenedores de los que se esperaban con lo que se ha generado saturación en los puertos, particularmente en los del Pacífico que es donde llega la carga de los países asiáticos.


Generalmente, las embarcaciones que llegan desde Asia tocan los dos puertos de esa costa, es decir, Manzanillo y Lázaro Cárdenas, en Michoacán.


El puerto de Lázaro Cárdenas no está saturado, pero no puede dar apoyo a Manzanillo debido a que el tren se encuentra bloqueado. Es probable que, de hecho, la sobrecarga en Manzanillo se deba precisamente a este bloqueo ferroviario.


Otra consecuencia de esta sobre carga ha sido el aumento en el costo de los fletes terrestres, ya que con el aumento en la demanda y la urgencia por hacer llegar los productos a su destino se ha generado un aumento desproporcionado en el costo del transporte.


De acuerdo con los datos del Comce, el costo del transporte de mercancías aumentó cuatro veces su valor, al pasar de cuatro mil dólares hasta 16 mil dólares por cada contenedor que sale de China al continente americano.


Este costo no va a reducirse en el corto plazo, mientras la alta demanda se mantenga el costo seguirá a la alza.