Propone Gustavo de Hoyos un nuevo balance del gasto para fortalecer estados y municipios


En medio de la peor crisis económica de los últimos 100 años, los estados y los municipios se perfilan como los grandes perdedores en el Proyecto de Presupuesto de Egresos para el 2021, donde se mantiene que, de cada 10 pesos de recursos, ocho se los quede el gobierno federal, y solo 2 vayan a las entidades del país.

Aunque la única prioridad federal debería ser proteger la salud pública debido a la pandemia por el covid-19 que ha dejado más de 70 mil muertos y la reactivación económica que se desplomó a un nivel peor que en diciembre de 1994, no se ve reflejado en el documento entregado por la Secretaría de Hacienda.

Es por ello, que Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) enfatiza que debe haber un análisis de fondo que sea un justo balance del gasto federalizado.

“La Coparmex lo que está planteando es que ya llegó el tiempo de que se lleve en el país una Convención Nacional Hacendaria que revisé de fondo la fórmula de la asignación de recursos, es decir, pasar de un 80-20, a un 70-30”, asegura.

Afirmó que existe un “hartazgo” del neocentralismo impulsado por Andrés Manuel López, que se agudizó la tendencia a una centralización obsesiva del poder y particularmente en el ámbito presupuestal.

La crisis de salud que enfrenta el país desde marzo de este año, debería ser la principal razón de permitirle a los estados y municipios un trato justo y equitativo de los recursos, debido a la cercanía con la ciudadanía.