Presenta Ramírez de la O el presupuesto 2022 a Diputados


El gasto neto total del sector público federal para el próximo año ascenderá a 7.048 billones de pesos, un alza de 8.6% real respecto al presupuesto 2021.


En el Paquete Económico 2022, entregado ayer por el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, al Congreso de la Unión, uno de los rubros ganadores es salud, que contará con 794 mil millones de pesos, 15.2% más real. Otro es la inversión física presupuestaria, al proponerse un gasto de 863.2 mil millones de pesos, un alza de 17.6% real y en la que destacan obras insignia como el Tren Maya, la refinería Dos Bocas y el aeropuerto Felipe Ángeles.


Hacienda mejoró su previsión de crecimiento al ubicarla en 4.1% desde 3.6%, pronóstico por arriba de las expectativas del Banco de México y de los analistas del sector privado.

Los ingresos presupuestarios totalizarán 6.172 billones de pesos en 2022, un aumento de 7.5% en términos reales frente a lo aprobado en 2021.


La Secretaría de Hacienda mejoró su previsión de crecimiento para el cuarto año de gobierno al ubicarla en 4.1% desde 3.6%, de acuerdo con el Paquete Económico 2022, suficiente para dejar atrás la recesión económica de 2020.


Este pronóstico está por arriba de las expectativas del Banco de México y de los analistas del sector privado, ubicada en 3.0 por ciento.

Uno de los principales factores que contribuirá a la consolidación de la recuperación económica y el inicio del crecimiento pospandemia en 2022 será la conclusión del programa de vacunación, el cual inició en diciembre de 2020, y se estima finalice en el primer trimestre de 2022”, refiere el documento entregado por el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, a la Cámara de Diputados.

En los Criterios Generales de Política Económica para la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2022 se explica que la inmunización total de la población objetivo permitirá la reapertura de los sectores que fueron mayormente afectados debido a la alta interacción física que requieren para operar o que se llevan a cabo en espacios cerrados.

A su vez, el restablecimiento de estos sectores desen- cadenará el crecimiento de otras actividades económicas ligadas directa e indirectamente a ellos”.

Además se prevé que la inflación regrese al rango objetivo del banco central en 2022 al ubicarla en 3.4 por ciento. Este pronóstico considera la persistencia de los choques transitorios de la inflación así como el progresivo desvanecimiento de estas presiones.

De esta manera se prevé que la tasa de interés promedio será de 5.0%, en tanto que el tipo de cambio promedio en el año se ubicará en 20.3 pesos por dólar.


El precio de la mezcla mexicana de exportación está estimado en 55.1 dólares por barril, con una plataforma de producción de petróleo de 1.826 millones de barriles diarios.

Esta estimación considera las tendencias observadas, el mayor énfasis que le da Pemex a la eficiencia en lugar del volumen, así como la información enviada por la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos, con base en los planes de exploración y de desarrollo de Pemex y sus empresas privadas”, sostiene el documento.

El entorno macroeconómico previsto para 2022 se encuentra sujeto a diversos riesgos al alza como un mejor perfil de deuda, mayores plazos de vencimiento y menor deuda proyectada.

Asimismo, sobresale una mejora de la posición relativa de México con respecto a los demás países emergentes, lo cual se vería reflejado en un mayor apetito por activos mexicanos y disponibilidad de fuentes de financiamiento”.

Entre los riesgos a la baja resaltan un potencial repunte de la pandemia y el surgimiento de mutaciones adicionales del virus, situaciones que podrían provocar la implementación de nuevas medidas de confinamiento que disminuyan la velocidad de recuperación económica en México y en el mundo.