Por lavado de dinero, ordenan detener a Billy Álvarez




Un juez federal ordenó la aprehensión de Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de la Cooperativa La Cruz Azul, y otros cuatro directivos y abogados, entre los que se encuentra Víctor Manuel Garcés Rojo, por delincuencia organizada y lavado de más de 114 millones de pesos a través de siete empresas factureras.

El juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, con sede en el Penal del Altiplano, Iván Zeferín Hernández, sostiene que existen indicios de que los imputados constituyeron una organización delictiva para desviar fondos de la cementera.

Miguel Eduardo Borrell Rodríguez y Víctor Manuel Garcés Rojo, director y ex director Jurídico de la empresa; Mario Sánchez Álvarez, coordinador financiero; y Ángel Martín Junquera Sepúlveda, abogado externo, son contra quienes pesan las órdenes de aprehensión.

De encontrárseles culpables, las penas hacia Billy Álvarez irían de los 20 a los 40 años de cárcel, mientras que para el resto serían de entre 10 y 20 años, solo por el delito de delincuencia organizada.

A finales del mes de mayo, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda denunció a Billy Álvarez por los mismos delitos que incluye la orden de aprehensión, por lo que tiene congeladas sus cuentas de la cementera.

El caso también requirió de la cooperación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, ya que los señalados habrían realizado movimientos a ese país –donde Guillermo Álvarez habría adquirido seis inmuebles-, así como a España, por más de 1,200 millones de pesos.