Por caso Odebrecht, Lozoya tiene videocomparecencia


En punto de las 9:31 horas de este miércoles, el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, inició esta mañana su segunda comparecencia ante un juez federal, donde será imputado por los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho, por el caso Odebrecht. Este martes, el exfuncionario fue procesado por lavado en el caso Agronitrogenados donde logró la libertad provisional -sin llamarla por su nombre- a partir del momento en que sea dado de alta en el Hospital Ángeles del Pedregal, donde se encuentra sujeto a vigilancia.

Lozoya, sus abogados, la FGR y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) comparecen por videoconferencia debido al estado de salud del imputado, como fue realizada ayer la audiencia inicial del caso Agronitrogenados

En el caso Odebrecht, Lozoya está señalado de haber participado en el supuesto financiamiento ilícito de la constructora brasileña a la campaña de Enrique Peña Nieto y otros priistas a cambio de contratos de obra pública.

En la comparecencia de este martes, Lozoya negó recibir recursos de la empresa Altos Hornos de México para la adquisición de una residencia en la Ciudad de México a cambio de gestionar que Pemex adquiriera la planta Agro Nitrogenados.

Al comparecer vía remota desde un hospital privado en el sur de la Ciudad de México, Emilio Lozoya dijo ante el juez José Artemio Zúñiga Mendoza, que accedió a su extradición desde España para aclarar su situación jurídica, y mencionó que, en su momento, “demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se imputan”.

Afirmó que la residencia que se le imputa haber adquirido a través de pagos del dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, fue mencionada en su declaración patrimonial ante la Secretaría de la Función Pública “desde que comenzó mi gestión como director de Pemex”.