Para reducir contagios y mortandad por covid-19, Gustavo de Hoyos promueve uso de cubrebocas


Con el uso de cubrebocas obligatorio a todo el personal, las medidas de sanitización y protocolos implementados en las zonas laborales contra la pandemia derivada del covid-19, las grandes empresas han mostrado ritmo de 2 o 3% de contagiados acumulados, incluso se reporta que la tasa de mortalidad es hasta 20 veces más baja que la reportada a nivel nacional, de acuerdo a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Ante ello, el sector empresarial ha promovido el uso de cubrebocas entre las autoridades e incluso realiza donaciones a personas de bajos recursos y zonas de alto contagio. Como ejemplo, se realizó el pasado fin de semana la entrega de 20 mil cubrebocas y diversos equipos de prevención contra el covid-19 en Ciudad Valles, San Luis Potosí, durante la visita de Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex.




De Hoyos ha señalado que es urgente que, con responsabilidad, el gobierno de México asuma que la estrategia de salud planteada contra la pandemia no está funcionando y haga los ajustes necesarios para cuidar el bienestar y la salud de los mexicanos.

Ha recordado que el doctor Alejandro Macías Hernández, excomisionado nacional para la atención de la influenza, sostiene que hay modelos matemáticos que muestran que si el 80% de las personas usaran apropiadamente el cubrebocas en los espacios públicos, los contagios y la mortalidad causada por el covid-19 caerían en pocas semanas y casi podría suprimirse en 2 meses.

El líder de la Coparmex ha reiterado que el proyecto fiscal 2021 del gobierno federal es poco solidario ante la crisis económica y de salud derivada de la pandemia por el covid-19 que ha dejado sin empleo a más de un millón de personas, además de hacer un fisco injusto e incluso agresivo que castiga a los que pagan impuestos y parece premiar a los que no lo hacen.