Outsourcing se adapta muy bien a la nueva normalidad: Expertos




"Hoy por hoy, las empresas requieren mayor personal temporal, y el esquema de outsourcing se adapta muy bien a esta necesidad. Ahora se agrega el tema de la pandemia y se sensibiliza aún más el tema, la expectativa es que va a seguir aumentando la necesidad del outsourcing", asegura Rogelio Soto, director general de Prodensa Human Resources Services, de acuerdo con una nota publicada por el periódico Reforma.

Según varios especialistas de Recursos Humanos, el impacto del coronavirus sobre las empresas podría impulsar la subcontratación (outsourcing). Así, Daniel Ordaz, vicepresidente para Latinoamérica en Fuel50 (empresa de inteligencia artificial para gestión de talento), coincidió en que la tendencia hacia la subcontratación podría subir sobre todo tomando en cuenta el home office. De acuerdo con Reforma, los especialistas insisten en que la subcontratación está relacionada con el dinamismo y la incertidumbre de la economía. "La nueva normalidad afecta la situación del outsourcing, pues es más fácil pensar en desvincular personal que no está presente", dice Daniel Ordaz.

23% aumentó el número de empleados bajo esquemas de subcontratación en México, según el último Censo Económico 2019 del Inegi.

17.1% de los trabajadores a nivel nacional, es el porcentaje al que ascendió el personal ocupado bajo esta modalidad, en el primer semestre del 2019.

Rogelio Soto refirió que en los últimos meses los nuevos clientes de la empresa en la que dirige los recursos humanos han requerido más personal bajo la modalidad de subcontratación.

"La incertidumbre sobre la economía global, la política internacional y nacional, así como la penetración de nuevas tecnologías cambian las necesidades, productos y servicios segundo a segundo y todo esto hace que las empresas requieran personal más temporal."
Rogelio Soto, director general de Prodensa Human Resources Services.

Daniel Ordaz y Rogelio Soto coinciden en que se debe retomar en el Congreso el tema de modificar la legislación sobre trabajo remoto que quedó pendiente luego de que en 2019 el Senado aprobó una iniciativa al respecto y desde septiembre del año pasado se encuentra en la Comisión de Trabajo y Previsión Social.