Oponerse a obras de infraestructura limita acceso a servicios y es causa del socavón en Puebla


Finalmente se retiro el plantón con el que el movimiento de Pueblos Unidos obstruía la carretera México - Puebla, a la altura del kilómetro 96.1 y que llevaba varios meses obstruyendo la circulación.


La forma de actuar de los líderes es conocida por los habitantes del municipio de Juan C. Bonilla.


El pasado mes de marzo el grupo social clausuró una planta embotelladora local pues le atañen la escasez de agua (de esos meses) y surgimiento del socavón en Santa María Zacatepec. Sin embargo, estudios técnicos confirmaron que ambas situaciones se debieron a fenómenos naturales y a la agricultura extensiva.



Estudios técnicos del Instituto Politécnico Nacional, la Comisión Nacional de Aguas, la Universidad Nacional Autónoma coinciden con que la escasez del agua durante el primer semestre de 2021 se debió a la falta de lluvias. Dicha sequía provocó una disminución en el flujo del líquido en los pozos artesanales de la comunidad, las copiosas lluvias de los meses siguientes subsanaron la situación.


A su vez el surgimiento del socavón se debió a la agricultura extensiva y al uso generalizado de pozos locales que derivaron en la erosión del subsuelo propiciando el surgimiento de oquedades en distintos puntos de Santa María Zacatepec. Personas identificadas como los liderazgos del movimiento de Pueblos Unidos son vinculadas a la obstrucción de obras para la ampliación de infraestructura hidráulica en la localidad.



Adicionalmente han comunicado su intención de hacer permanente la toma de la planta industrial para convertirla en una Casa de Cultura. Aún cuando las actividades llevadas a cabo en el lugar parecen no tener aceptación ni participación de habitantes locales.


Vecinos y habitantes apuntan a Miguel López Vega, Alejandro Torres Chocolatl, Alberto Cirne e Israel Mendoza Tepale como los principales liderazgos del movimiento, mismos que han estado involucrados en la oposición sistémica a proyectos de infraestructura pública y privada en la región e inclusive las autoridades les han imputado procesos legales por delitos como "oposición a que se ejecute una obra pública", "contra la infraestructura hidráulica" y "contra funcionarios públicos”.


En 2014 una Corte de Cholula, Puebla “ordenó” la detención de Alejandro Torres Chocolatl por cargos de extorsión, motín, despojo y ataque a la infraestructura hidráulica. La denuncia fue interpuesta por el apoderado legal de la Comisión Federal de Electricidad, argumentando que privaron de su libertad a trabajadores de la CFE.


En octubre del 2019 Miguel López Vega dirigió a un grupo de personas de la junta auxiliar de Santa María Zacatepec con el fin de acudir a la carretera que conduce al aeropuerto Hermanos Serdán, municipio de Juan C. Bonilla para oponerse a los trabajos de los colectores pluvial y sanitario, impidiendo la continuación de las obras, negándose al diálogo y obstaculizando la carretera que conduce al aeropuerto.


Dichas acciones forman parte de un modus operandi que implica la negación absoluta a cualquier tipo de infraestructura (gestión hidráulica, generación eléctrica o transporte de gas). Para los habitantes dicha oposición es ejercida para obtener beneficios propios y se presiona tanto a autoridades locales como a empresas.


Los estudios técnicos que dictaminan el uso extensivo de pozos locales como uno de los factores que propiciaron el socavón en Puebla, en un municipio donde el 17% de los habitantes no tienen acceso al servicio de agua entubada. Por consiguiente son muchas las voces que cuestionan la legitimidad del movimiento y los frutos de las acciones emprendidas.