Omar García Harfuch fue hospitalizado para retirarle las esquirlas del atentado que sufrió en 2020


De acuerdo con el periodista Irving Pineda, la del secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX es una cirugía con menores complicaciones.


A casi un año de su atentado por parte del Cártel Jalisco Nueva Generación, Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, el funcionario habría sido internado este jueves para sacarle las esquirlas de bala que quedaron incrustadas en su cuerpo.


A través de su cuenta de Twitter, el periodista Irving Pineda informó el hecho: “Harfuch fue internado esta mañana al hospital para ser intervenido quirúrgicamente para retirarle esquirlas de bala tras el atentado del 26 de junio de 2020″, dijo.

De acuerdo con el periodista, la operación a la que se somete el secretario de Seguridad de Ciudad de México para retirarle las esquirlas de bala, es una cirugía con menores complicaciones, y se busca que, una vez recuperado, se reintegre a sus actividades en la dependencia capitalina.


El 26 de junio de 2026, el secretario comenzó su rutina diaria. Salió un poco más tarde de lo normal, pero llegaría aun así a su trabajo. Viajaba en una camioneta blindada con una escolta muy austera. Solo dos hombres lo acompañaban.


Al cruzar la calle Monteblanco, una camioneta de dos toneladas interrumpió súbitamente el camino del vehículo. “Sabía que algo iba a suceder”, relató en una entrevista.


Tronó el primer impacto en la camioneta, las huellas de la bala quedaron en el lado derecho del parabrisas. Las autoridades contaron 400 balas disparadas en unos cuantos minutos.


Al interior solo había humo, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) había atentado contra el secretario, mientras los minutos se volvían horas. En una entrevista con Carlos Loret de Mola, el funcionario contó: “A Édgar le dije ‘mete reversa’ y me acuerdo perfecto que dijo: ‘ya no prende la camioneta’. O sea, él no se congela en ningún momento, él intenta meter reversa. Veo cómo acelera, pero la camioneta ya no tenía tracción, estaba completamente apagada”.


De las 400 balas solo tres impactaron con García Harfuch, las demás asesinaron a sus acompañantes y dejaron el carro sin operación. Además, al secretario se le incrustaron cuatro esquirlas, las cuales le serán retiradas hasta casi un año después de los hechos.


De los 28 sicarios que llevaron a cabo el ataque, 19 fueron detenidos entre ellos el supuesto autor intelectual, José Armando “N”, alias “El vaca”. Este hombre es responsable, según los informes de inteligencia, de enrolar pistoleros al Cártel Jalisco Nueva Generación y entrenarlos para ejecuciones. La FGJ CDMX señaló que “El vaca” habría reclutado a los sicarios que atacaron al jefe policiaco, bajo la promesa de pagarles 100 mil pesos.


El atentado estuvo organizado por cuatro on siete sicarios cada una. En la escena del ataque fueron detenidas 12 personas, originarias de la Ciudad de México, Guadalajara, Guerrero, Nayarit, Chihuahua, Michoacán y Colombia. Horas más tarde, otros cuatro sospechosos fueron arrestados en una carretera federal del Estado de México.


El funcionario tuvo que ser intervenido quirúrgicamente y, al salir de la operación, expresó el apoyo de la comunidad desde su cuenta de Twitter. “Salí de cirugía, estoy bien. Agradezco las muestras de solidaridad y cariño”, fueron las palabras de Omar García a través de su cuenta de Twitter”.


Omar García Harfuch fue atendido por voluntarios de la Cruz Roja. Debido a las lesiones de arma, lo trasladaron al helipuerto ubicado en la zona de Virreyes. Otras cinco personas, tres policías, una persona del sexo masculino y una mujer, fueron llevados al Hospital de Polanco, donde recibieron las atenciones médicas.


Antes de su paso por la policía, Omar García Harfuch dirigió por algunos meses la Fiscalía local. Durante su cargo en la SSC, el funcionario ha reconocido la presencia de cárteles de la droga en la Ciudad de México, que hasta hace unos años se decía ajena de esos problemas.