Mario Marín ya está en una cárcel de Cancún, tras ser detenido en Acapulco


El también conocido como “Gober Precioso” está acusado de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho.


Luego de ser detenido en Acapulco, Guerrero, el exgobernador de Puebla, Mario Marín, fue trasladado e ingresado a la cárcel de Cancún poco antes de la 1 de la madrugada de este jueves.


Al bajar del avión, Mario Marín fue subido a una camioneta para ser llevado a la cárcel, donde el exmandatario fue puesto a disposición de un juez de control.


El también conocido como “Gober Precioso” está acusado de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, luego de que publicara el libro “Los demonios del Edén”, en el que denuncia una red de pederastia en la que involucra al empresario Kamel Nacif.


En una grabación telefónica se exhibe cómo el empresario libanés le agradece al exgobernador la detención de la periodista en represalia por involucrarlo con el abuso de menores de edad.


“Acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad, y quien comete un delito se llama delincuente. Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad”, se escucha en la conversación que desató el escándalo a finales de 2005.


Se espera para hoy la celebración de la primera audiencia en contra de Mario Marín en un juicio que por lo menos se llevará dos años, según la defensa legal de la periodista Lydia Cacho.