México denuncia la distribución inequitativa de vacunas contra el covid-19 en el mundo


Marcelo Ebrard asegura que tres cuartas partes de las primeras dosis de vacunas administradas en el mundo, se concentran en apenas 10 países.


El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, fijó la postura de México y América Latina en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), frente a la desigualdad en la distribución de las vacunas contra el covid-19 en el mundo.


Señaló que tres cuartas partes de las primeras dosis de vacunas administradas en el mundo, se concentran en apenas 10 países, que representan el 60% del Producto Interno Bruto (PIB) global.


“Lo que está ocurriendo hoy, abre una enorme brecha entre ese pequeño grupo de países que mencioné y el resto de los países, el grueso de la comunidad internacional que no tiene acceso suficiente a las vacunas.

"Podríamos decir: nunca habíamos visto una división tan profunda que afectase a tantos en tan poco tiempo y urge actuar, y de ahí lo oportuno de esta sesión, para revertir la injusticia que se está cometiendo, porque de ello depende la seguridad de toda la humanidad.”
Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores.

El secretario de Relaciones Exteriores señaló que la pandemia originada por el SARS-Cov-2 ha tenido un impacto social y económico devastador en todo el mundo, pero sobre todo ha afectado a los más pobres y vulnerables, y ha revertido los logros que se habían alcanzado en materia de desarrollo y consolidación de paz como comunidad internacional.


“De acuerdo con cifras que se han publicado recientemente, se han interrumpido, inclusive, las campañas regulares de vacunación en 45 países que hacen frente a crisis humanitarias o de refugiados. Como resultado del contexto que estoy describiendo, la pandemia de covid-19 ha afectado a millones de personas, incluyendo a personas refugiadas, migrantes vulnerables y, especialmente, mujeres, niñas y niños.


También ha aumentado la violencia de género en todo el mundo, las mujeres son las que más se han visto afectadas de acuerdo a las cifras y a las evidencias que tenemos, por eso México ha señalado, como muchos países presentes hoy, que la única forma de enfrentar esta pandemia es a través de la cooperación y el multilateralismo. Esta forma de trabajo, coordinado y compartido, es fundamental. Y, si en todo tiempo así lo ha sido, ahora es decisivo, crucial, que lo hagamos”, expuso el funcionario.

Ebrard Casaubón, en su calidad de representante de los Estados Latinoamericanos y Caribeños, reiteró “la apremiante necesidad” de garantizar un acceso universal, justo, equitativo y oportuno de las vacunas contra el covid-19.


“En este sentido, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, cuya presidencia pro témpore ostenta México, reitera la apremiante necesidad de hacer realidad lo dispuesto en la Resolución 74/274 de la Asamblea General de la ONU, en la que se hace un llamado a fortalecer las cadenas de suministros para garantizar el acceso universal, justo, equitativo, oportuno, a las vacunas para enfrentar la pandemia por covid-19″.


El canciller mexicano reconoció el mecanismo Covax como una herramienta fundamental para dicho propósito, sin embargo, denunció que hasta ahora no se ha distribuido vacunas a través de este.


“Es cierto que el mecanismo multilateral Covax, es una herramienta fundamental, innovadora y extraordinaria, pero también debemos reconocer que ha resultado insuficiente hasta ahora y que el escenario que queríamos evitar, desgraciadamente se está confirmando, al día de hoy no se han distribuido vacunas vía este instrumento multilateral.


En tal sentido, instamos a los países a evitar el acaparamiento de vacunas y a acelerar las primeras etapas de las entregas de Covax, privilegiar la distribución a los países de menores recursos. Incluso algunos estudios señalan que estos países no tendrán acceso generalizado hasta la mitad de 2023 si se mantiene la actual tendencia”, aseveró.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores explicó que, de acuerdo a los “alarmantes” datos que dio a conocer la Organización Mundial de la Salud (OMS), “tres cuartas partes de las primeras dosis de vacunas administradas en el mundo, se concentran en apenas 10 países que representan el 60 por ciento del Producto Interno Bruto global”.


“Se estima, conservadoramente, que hay más de 100 países en los que no se ha aplicado ni siquiera una dosis o alguna sola meta de carácter simbólico, hay muchos países afectados con este proceso.


Lo que está ocurriendo hoy, abre una enorme brecha entre ese pequeño grupo de países que mencioné y el resto de los países, el grueso de la comunidad internacional que no tiene acceso suficiente a las vacunas.


Podríamos decir: nunca habíamos visto una división tan profunda que afectase a tantos en tan poco tiempo y urge actuar, y de ahí lo oportuno de esta sesión, para revertir la injusticia que se está cometiendo porque de ello depende la seguridad de toda la humanidad, por ello alentamos a la comunidad internacional a evitar los mecanismos que puedan impedir la distribución de las vacunas y a que, entre todos, fortalezcamos las cadenas de suministro que promuevan y garanticen el acceso universal a ellas...


Por eso, reitero, a nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños este llamado para acelerar el acceso a vacunas a Covax, vía Covax, y reducir el acaparamiento evidente que estamos enfrentando toda la comunidad internacional”, agregó.

Por último, Ebrard Casaubón propuso que el Consejo de Seguridad de la ONU “desempeñe un papel más activo y decisivo” para cumplir con el objetivo de garantizar vacunas y evitar el acaparamiento, pues de no resolverse sería el principal riesgo para la seguridad de la humanidad.


“Y quisiera yo, para concluir, decir: asumamos como propia, de manera resuelta y comprometida la Resolución 74/274 para garantizar, en la realidad, el acceso universal, justo, equitativo y oportuno a todos los países a las vacunas.


Sin duda, este es el principal reto que enfrentamos y es también, de no resolverse, el principal riesgo para la seguridad de la humanidad y también, debo decirlo, para el prestigio de la acción multilateral en nuestro tiempo”, concluyó Ebrard Casaubón.