Los hechos contradicen discurso de AMLO sobre protección a mujeres




A pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en presentarse como un aliado de las mujeres y su movimiento feminista, sus propias acciones terminan jugándole una mala pasada.

Claros ejemplos son como su intento por disminuir recursos a los refugios de mujeres violentadas, asegurar que marchas feministas son alentadas desde la derecha reaccionaria o defender el rol de la mujer como cuidadora de adultos mayores.

Lo anterior pudo confrontarlo con su retórica, pero existen datos sólidos que confrontan sus argumentos que se diluyen como son expresados.