Las claves del insourcing



Así como el esquema de la subcontratación se encuentra bajo el escrutinio de las autoridades mexicanas, el llamado insourcing tampoco escapa a la lupa.


El insourcing es un esquema de subcontratación dentro de las mismas empresas, es decir, es el procedimiento por el cual los empleados internos en una organización asumen las labores que hasta ahora estaban siendo realizadas fuera de la compañía.


Una empresa de insourcing está hecha para pagarle al personal y, además, pertenece a la misma firma.


El esquema se aplica de manera errónea cuando se paga un salario mínimo y el resto, se realiza con compensaciones. Esto para reportarle una menor cantidad al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y bajar sus cuotas obrero patronales.


Sobre el tema, Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), aceptó que ya hay un plazo para desaparecer el esquema.


“La parte donde desaparece el insourcing ya hay un plazo también para la transición, aunque todavía no tenemos el período”, dijo.


Desde 2012 la Ley federal del trabajo considera regulaciones en materia de subcontratación laboral, concepto conocido generalmente como outsourcing aunque no se menciona el insourcing.