La OMS responde a científicos que la acusaron de no informar bien

Luego de que se hiciera pública una carta en la que más de 200 científicos de 32 países acusaban a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de subestimar la posibilidad de transmisión aérea del virus, la dependencia internacional respondió.



La transmisión aérea no se puede descartar en escenarios con multitudes o en lugares cerrados y poco ventilados, declaró este miércoles un representante del organismo, de acuerdo con una nota publicada por la BBC.

Desde que inició la pandemia, la OMS había dicho que el virus se transmite a través de las gotículas emitidas al toser o estornudar, pro con esto, reconoció que hay cada vez más evidencia de que el coronavirus puede propagarse por pequeñas partículas suspendidas en el aire.

"Queríamos que (la OMS) reconociera la evidencia", le dijo José Jiménez, un farmacéutico de la Universidad de Colorado que firmó el documento, a la agencia de noticias Reuters.

"Definitivamente este no es un ataque contra la OMS. Es un debate científico, pero sentimos que era necesario hacerlo público porque rehusaban escuchar la evidencia después de muchas conversaciones que tuvimos con ellos", agregó Jiménez.

"Reconocemos que surgen pruebas en este sentido y, por tanto, debemos permanecer abiertos a esta posibilidad y a sus implicaciones, así como a las precauciones que deben adoptarse", declaró Benedetta Allegranzi, directora técnica para infecciones, prevención y control de la OMS, en una conferencia de prensa.

Otro de los signatarios -el profesor Benjamin Cowling, de la Universidad de Hong Kong- dijo a la BBC que la conclusión tenía "implicaciones importantes".

"En entornos sanitarios, si la transmisión aérea representa un riesgo, los trabajadores de la salud deberían usar el mejor equipo profiláctico posible... y en realidad la Organización Mundial de la Salud dijo que una de las razones por las cuales preferían no hablar sobre la transmisión por aire del covid-19 era porque no había suficientes máscaras especializadas de este tipo en muchas partes del mundo", expresó.

"Si creemos que la transmisión por aire implica un riesgo particular, entonces deberíamos pensar cómo podemos evitar los eventos superpropagadores, los brotes grandes y aquellos que pueden ocurrir en ambientes cerrados con poca ventilación, aglomerados y en los que se da el contacto cercano prolongado." Benjamin Cowling, profesor de la Universidad de Hong Kong.

Los funcionarios de la OMS han advertido que la evidencia es preliminar y requiere mayor evaluación.

Benedetta Allegranzi, dijo que la evidencia que surge sobre la transmisión aérea del coronavirus en "los escenarios aglomerados, cerrados y poco ventilados que han sido descritos no puede ser descartada".

De ser confirmada, los consejos para prevenir la propagación tendrán que cambiar y podrían llevar al uso generalizado de máscaras, con un distanciamiento más riguroso, especialmente en bares, restaurantes y transporte público.