La heredera del nepotismo

Luisa María ha llegado muy lejos gracias al trabajo de sus padres, Arturo Alcalde Justiniani y Bertha Elena Luján Uranga




Luisa María y Bherta María, hijas de Arturo Alcalde Justiniani y Bertha Elena Luján Uranga, traen el nepotismo en la sangre, pues el “empujoncito” para que ambas estuvieran hoy en sus puestos de trabajo se debe a la añeja amistad de sus padres y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En octubre de 2019, el portal de noticias politica.expansion.mx publicó un artículo en el que se habla de la estrecha relación entre Bherta Luján y el presidente de México.

Aunque Bertha Luján siempre ha sido de izquierda, pues desde 1970 ha participado activamente como miembro del Frente Auténtico del Trabajo (FAT), ha sido muy cercana a AMLO desde que él fue Jefe de Gobierno del Distrito Federal; además, fue parte del gabinete legítimo de AMLO como secretaria del Trabajo.

La contadora pública Bherta Luján, fue la primera secretaria general de Morena cuando López Obrador fue su presidente en 2014; luego, fue nombrada presidenta del Consejo Nacional del partido, cargo que dejó el 18 de octubre para poder competir por la presidencia del partido.

Bherta Luján también fue coordinadora territorial en la campaña para presidente de López Obrador para la circunscripción del Estado de México, Michoacán y Colima.

Ahora bien, el padre de Luisa María, Arturo Alcalde, también es un viejo lobo de mar, pues es abogado de las asociaciones sindicales de Pilotos Aviadores (ASPA) y de Sobrecargos de Aviación, también de los sindicatos de Banobras, Bancomext y Nafin. 

Hace tiempo, asesoró al Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, así como a las universidades Autónoma Metropolitana Iberoamericana, la de Chapingo y El Colegio de México, y abanderó a la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas para interponer una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para exigir la democracia sindical en México.



Bherta Luján y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

De acuerdo con una entrevista publicada en junio de 2019, por el portal contextodedurango.com.mx, Teresa de Jesús Paz y Puente Florido, exsecretaria de Arturo Alcalde, afirma que el abogangster laboralista, como lo describen en esa nota, recibe igualas mensuales de más de 16 sindicatos, entre ellos el de Trabajadores de Met Life, el Nacional Único y Democrático de Trabajadores del Banco de Comercio Exterior y el de Trabajadores de el Colegio de México.

Teresa de Jesús Paz asegura que le consta que Alcalde recibe más de 600 mil pesos al mes, “porque los sindicatos sí le pedían facturas, las cuales yo realizaba, por lo tanto, sé perfectamente cuánto cobra al mes”.

“Alcalde siempre ha tenido un doble discurso. Por un lado dice que defiende a los trabajadores, pero por el otro explota a los suyos. No es posible que el señor, siendo padre de la secretaria de Trabajo, tenga en esa situación a sus empleados.”

Teresa de Jesús Paz y Puente Florido, exsecretaria de Arturo Alcalde.

Sobre su relación con López Obrador, ésta empezó hace mucho tiempo, pero para fortuna de Luisa María, su amistad fue más estrecha “desde que Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia, (pues) utilizaron el despacho de Alcalde Justiniani como casa de transición del equipo de la Secretaría del Trabajo, porque el señor Alcalde tiene plena injerencia en cualquier parte de esa dependencia del gobierno federal”, afirmó en entrevista Teresa de Jesús Paz.



Su exsecretaria revela que cuando Alcalde colocó a su hija Luisa en la Secretaría del Trabajo también puso a su amigo Alfredo Domínguez Marrufo como subsecretario “para que cuidara a su hija Luisa”.


“Alcalde manda en todo el sector laboral oficial. También sé que en su despacho se llevaron a cabo las entrevistas para presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, de las cuales salió favorecida la actual presidente. Es decir, María Eugenia Navarrete Rodríguez”.

Domínguez Marrufo cuida de Luisa María


Alfredo Domínguez Marrufo, subsecretario del Trabajo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, cuida a su jefa. Así lo afirmó Teresa de Jesús Paz y Puente Florido, quien hace un año narró a contextodedurango.com.mx que “el señor Alfredo Domínguez Marrufo es amigo íntimo del señor Alcalde y de su esposa Bertha Luján; de hecho, con esta última estuvo en la Contraloría del Distrito Federal cuando AMLO era Jefe de Gobierno.

“Asimismo, eran amigos cuando ambos militaban en el Frente Autentico del Trabajo (FAT) y el señor Alcalde le consiguió el puesto de abogado general de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (cuando Alcalde era apoderado legal del Sindicato Único de Trabajadores de la misma UACDMX)”.

“Lo cierto es que su hija no tiene la capacidad de ser secretaria, y todas y cada una de las ordenes las da el señor Alcalde.”

Teresa de Jesús Paz y Puente Florido, exsecretaria de Arturo Alcalde.