Inician proceso contra Lozoya por Odebrecht… sin que pise la cárcel


Luego de más de 10 horas de audicencia, un juez federal vinculó a proceso a Emilio Lozoya Austin por asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho en el caso Odebrecht, pero no pisará la cárcel porque la Fiscalía General de la República no lo solicito.

En cambio, pidieron al juez que Lozoya utilice brazalete electrónico, que permanezca vigilado y que no se le permita salir del país. El juzgador aceptó la medida y le dicto libertad condicional.

En la diligencia, el ministerio público federal argumentó que el exdirector de Pemex mantuvo una relación cercana con el exdirector de Odebrecht México, Luis de Meneses Weyll, a quien convenció de financiar con 4 millones de dólares la campaña del presidente Enrique Peña Nieto en 2012 a cambio de que, si el PRI ganaba la Presidencia, la constructora recibiera contratos de obra pública.

También, se ventiló que el exfuncionario apoyó a Odebrecht para posicionarlo entre diversos empresarios mexicanos y lograr contratos en Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo, principalmente. Por lo que Lozoya recibió 6 millones de dólares en sobornos para que Odebrecht obtuviera contratos con la petrolera, cuando ya era servidor público.

Por estas operaciones, la constructora brasileña se benefició con 39 millones de dólares en ganancias obtenidas por los contratos de obra pública.

Ante la petición de la FGR, el juez decretó libertad condicional y concedió seis meses para investigación complementaria en caso Odebrecht.