Halloween kills: La noche aún no termina


Jamie Lee Curtis ha estado en la franquicia de Halloween por 43 años. Su personaje Laurie Strode, regresa para el nuevo episodio de la saga: Halloween kills: La noche aún no termina.


Lee Curtis expresó lo nostálgico que le resultó volver al set, y reencontrarse con el que fue uno de los primeros éxitos de su carrera, y revisitar esa etapa de su vida.


“Fue muy emotivo regresar al set, hubo lágrimas”, confesó. “El paso del tiempo puede ser brutal, pero a la vez es emocional. Soy una persona muy emocional, por ejemplo conocía a Kyle Richards (quien da vida a Lindsay Wallace) cuando ella tenía 8 años y yo 19, ahora tengo 62. Eso es algo que no me cabe en la cabeza.


Yo creo que el éxito de las películas de Halloween se debe a el eterno interés por ver a un personaje bueno enfrentar al mal.


“He hablado sobre este proyecto durante mucho tiempo a lo largo de mi vida, creo que es el bien y el mal. Se remonta a la mitología y la tendencia básica de contar una historia del bien y el mal. El epítome de la normalidad, es una joven niñera que vive en un pueblo alejado, y la colisión con esta forma humana del mal, es un clásico”.


Kyle Richards es otra de las figuras que retoman su papel, en la cinta original dio vida a una de las pequeñas que queda bajo el cuidado de Laurie durante la primera masacre en noche de Halloween, y de adulta se suma al grupo que busca acabar con Myers.


La actriz reveló que esta cinta representó uno de sus mayores traumas cuando era niña, pues su mamá le permitió asistir a la premiere para ver su actuación con una amiga, y ambas se asustaron a tal grado que tuvieron que dormir con sus padres durante mucho tiempo.


“En ese momento no entendía lo que estábamos haciendo, ya había hecho otras películas de terror, pero no comprendía lo que John Carpenter estaba haciendo”, platicó. “No entiendo porque nuestras mamás pensaron que sería una buena idea dejarnos ir”, agregó entre risas.