En sexenio de Calderón, Pemex firmó un contrato con Odebrecht con penalizaciones desproporcionadas


Por cada incumplimiento, la empresa mexicana pagaba multas hasta 200% más que Braskem-Idesa Odebrecht, la cual sólo pagaba 30%.


El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este miércoles que el Gobierno mexicano llegó a un acuerdo con la empresa brasileña, Odebrecht, para modificar los contratos para el suministro de Gas Etano de una planta productora de polietileno ubicada en Veracruz.

“Se llegó a un acuerdo con la famosa empresa o sus socios Odebrecht, que es famosa porque sobornaba en países y llevó a la cárcel, ese procedimiento, para decirlo amablemente, a presidentes de naciones y autoridades de más alto nivel y, en el caso de México, esta empresa también entregó sobornos; es parte de las investigaciones que tiene a fiscalía.”
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

El director de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Octavio Romero Oropeza, informó que, en 2010, en la administración de Felipe Calderón, Pemex firmó un contrato con Odebrecht para el suministro de 66 mil barriles diarios de gas etano con penalizaciones desproporcionadas: por cada incumplimiento, la empresa mexicana pagaba multas hasta 200% más que Braskem-Idesa Odebrecht, la cual solo pagaba 30%.


Detalló que del 2016 al 2020, México pagó 667 millones de dólares (13 mil 749 millones de pesos) por costos incurridos en los conceptos de precio, transporte y multas.


Sin embargo, aclaró que, con la entrada de la administración de López Obrador, el mandatario ordenó a no continuar con el pago de las penalidades de este “contrato leonino”, las cuales equivalen a 147 millones de dólares (3 mil 30 millones de pesos), mismos que, en virtud del nuevo acuerdo, ya no se van a liquidar.


“Se dio la instrucción de que no podíamos pagar por los supuestos incumplimientos, 3 mil millones, entonces, porque no aceptábamos el contrato, ellos se negaban a negociar. (...) Ellos estaban renuentes y con ganas de pelear”, aseveró AMLO.


Posteriormente, dijo el presidente de México, dieron inicio las conversaciones para modificar el contrato de suministro de Gas Etano, pero éstas no tuvieron éxito. Por ello, el 30 de noviembre del 2020, el Gobierno Federal, mediante su empresa paraestatal CENAGAS, determinó no renovar el contrato de transporte de gas natural que proveía del recurso a una planta de Braskem-Idesa.

“Se venció el contrato y di la instrucción de que ya no se renovaba y se quedó la planta sin gas natural. Así entraron en razón. No podíamos incumplir el contrato del Gas Etano porque entonces iban a agarrar eso de pretexto para irse a tribunales, pero el caso del gas natural tiene una fecha de vencimiento. (...) La planta comenzó a operar con menos capacidad y ya entendieron que debían llegar a un acuerdo.”
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Es así que, en diciembre del mismo año, se volvieron a establecer mesas de discusión entre Braskem-Idesa Odebrecht y PEMEX para la modificación del tratado, las cuales, para el 26 de febrero del 2021, concluyeron y determinaron un “Memorandum de entendimiento”, en el cual se estipularon las nuevas cláusulas:


  • El suministro obligatorio de barriles de Gas Etano disminuiría de 66 mil diarios durante 20 años, a 30 mil barriles diarios.

  • Asimismo, para el 2024, finalizaría la obligación de suministro para PEMEX, lo que implica la erradicación de la prórroga de 15 años adicionales de dicho compromiso, establecida en el contrato del 2010.

  • En caso que PEMEX tenga sobras del recurso, ésta podrá venderlo como primer derecho de empresa a Braskem-Idesa

  • PEMEX acepta colaborar para que Braskem-Idesa Odebrecht invierta en una terminal de importación de Gas Etano, de tal manera que pueda autosuministrarse de materia prima

  • El precio del Gas Etano se definirá basándose al 100% en el precio de preferencia internacional; anteriormente, el costo se determinaba un 30% por debajo de éste.

  • El costo de transporte del Gas Etano, tanto nacional como importado, correrá por cuenta y cargo de Braskem-Idesa

  • En caso de incumplimiento, aseguró Romero Oropeza, las penalizaciones “serán equitativas y bilaterales en condiciones justas de mercado que garanticen la consecución del contrato”.

  • Se elimina la claúsula que establece las penas desproporcionales y leonilas, que permitían a Braskem-Idesa Odebrecht terminar el contrato y cobrar a PEMEX una pena que, hasta el momento, se cuantificaba en 5 mil 200 millones de dólares.


De acuerdo con la información proporcionada por el funcionario, con estas nuevas cláusulas se logró un incremento en el precio de venta del Gas Etano Nacional del 73% y 85% del importado, incluyendo todos los costos de PEMEX, lo que equivale a un ahorro de 13 mil 749 millones de pesos.


López Obrador aseguró que esta acción es parte de los esfuerzos para “no permitir la corrupción, la impunidad y tratar de recuperar todo lo que se pueda; que se repare el daño”. Para ello, informó que se revisaron contratos que permitieron a particulares nacionales y extranjeros realizar negocios exhorbitantes a costa del presupuesto público.


“Nos robaban a todos los mexicanos, nada más que hay algunos que todavía no se quieren dar cuenta (...) Entonces, se está también optando por llegar a arreglos, a acuerdos, siempre y cuando sean benéficos para la hacienda pública y no irnos a tribunales”, indicó el mandatario mexicano.


De igual manera, apuntó que los tiempos de sobornos habían finalizado: se castigaría a los responsables que permitieron estos contratos y llegarán a acuerdos para reparar el daño, de tal manera que las empresas puedan continuar operando en condiciones de justicia e igualdad.