EL TREN MAYA VA



Por Rocío Abreu Artiñano

Senadora de Morena

@rocioabreua

  • Adiós al rezago en el sureste

  • Calakmul es Campeche, no Yucatán

  • Bienvenido el dialogo, pero con argumentos

El tren maya es uno de los proyectos más importantes y emblemáticos del presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual ofrecerá entre otras cosas, avances históricos, la industrialización del sureste del país, empleo, desarrollo turístico, así como la reactivación de la economía local y nacional.


Como en todo hay voces a favor y en contra, situación por demás válida y legitima, sin embargo, hay quienes, con total desconocimiento, ignorancia y ligereza, se han pronunciado en contra de la construcción del tren maya y por ende de los beneficios que traerá al país.


En la sesión del 22 de septiembre, la senadora del PAN, Xóchitl Gálvez llevó el tema a tribuna con un total desconocimiento, para empezar, la ubicación errónea de Calakmul, situándolo en la península de Yucatán, cuando usted, yo y millones de personas, sabemos que la reserva de la biosfera de Calakmul está en el estado de Campeche.


La Senadora Gálvez, señaló impactos ambientales acumulativos en esta zona y con una ligereza, que caía en la irresponsabilidad, refirió que no se han leído las MIAS, (Manifestaciones de impacto ambiental), ambos señalamientos completamente falsos. Si hemos leído y conocemos las MIAS, la reserva de la biosfera de Calakmul es completamente distinto a todas las demás zonas, como ex delegada de SEMARNAT, conozco las condiciones legales y ambientales del terreno.


Refirió que hay “tramos inviables, ya que abajo del suelo hay agua en la península de Yucatán, las especies endémicas se pretende hacer pasos de fauna, fragmentando 23 áreas naturales protegidas con la construcción de este tren”. A todos y cada uno de los señalamientos hechos por la senadora panista, les di respuesta con argumentos y conocimiento.


Ningún proyecto es sencillo, pero el presidente López Obrador está haciendo todo lo posible para ayudar a millones de mexicanos, apoyar al campo mexicano, atender estados pobres y saqueados, que la gente tenga otro estilo de vida y terminar con el rezago de muchos años.


Por fin llego alguien del sureste, para sacar adelante esta zona olvidada y castigada, el tren maya, es un tren más ligero, correrá en las zonas donde ya hay afectaciones desde hace décadas, por ahí ya corría un tren, además la zona núcleo no se tocará.


En segundo lugar, en Calakmul no tenemos agua, la perforación de pozos es muy profunda, cada zona tiene una característica especial, con MIAS regionales, se trata de cuidar los impactos que se generen, y saber dónde si se puede y dónde no se puede construir o modificar.


Ya están los estudios de impacto ambiental, la gente de la zona está contenta porque se va a industrializar el estado, se van a llevar recursos a Campeche, habrá derrama económica, infraestructura, empleo, en pocas palabras DESARROLLO.


Todas las voces son bienvenidas, pero que mi compañera Xóchitl Gálvez, no quiera tomarle el pelo a la gente con lo que dice, con argumentos falsos, mentirosos y confusos.