El poder de René Gavira en Segalmex


Aunque René Gavira Segreste, quien fuera director de Finanzas y Planeación de Segalmex (Seguridad Alimentaria Mexicana) del 1 de diciembre de 2018 al 30 de junio pasado, ya no está en el cargo por presuntamente varios malos manejos en contratos y logísticas que recaían en su campo laboral, sigue metiendo mano en la dependencia.

En la 4T le cantaron las golondrinas desde hace casi dos meses, pero el exfuncionario sigue teniendo moviendo hilos en dicha dependencia, pues desde que estaba ahí se hacía ver como el director adjunto, como si estuviera al nivel de Ignacio Ovalle Fernández, quien dirigie Segalmex.

René Gavira estuvo a cargo de la (no) licitación pública nacional electrónica con número LA-008JBP999-E36-2019, de acuerdo con la publicación de ésta en el Diario Oficial de la Federación; el contrato sin licitar consistió en la renta de 800 tráileres durante 2 años para distribuir cargamentos a las 27 mil tiendas rurales de todo el país.

El contrato sin opción de compra de vehículos terrestres de carga y gran carga, fue de 2 mil millones de pesos, y concluyó el 20 de septiembre pasado, con las empresas Jet Van Car Rental, SA de CV (a la que se le pagaría el 87 por ciento, es decir, un mil 714 millones 848 mil pesos sin IVA), y Lumo Financiera del Centro, SA de CV Sofom ENR.

Como encargado del manejo del presupuesto y las compras directas de productos alimenticios, René también tuvo otra adjudicación directa: la compra y logística de la leche Liconsa, que se repartía para desauyunos escolares, pues ahí también hizo uso ineficiente de los recursos. Esto fue denunciado, incluso, por la senadora morenista Lily Téllez al fefe de la Unidad de Inteligencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto Castillo, en septiembre de 2019. Estos ejemplos son sólo dos de varios que provocaron su salida de Segalmex.

Pero ahí no termina esto, pues después de despedir injustificadamente a más de 30 trabajadores, el año pasado, René Gavira confeccionó una sólida red de operadores que se encargan de pedir favores para diferentes grupos de interés del Bajío, argumentando que Gavira sigue siendo “el hombre fuerte de Segalmex”.

Aunque René Gavira Segreste formó parte de la 4T, no le quedó claro que la bandera de esta administración es la no tolerancia a la corrupción y sobornos; la pregunta es: ¿sabrá Ignacio Ovalle que su “exmano derecha” sigue haciendo de las suyas aun fuera de Segalmex?