Compartir ‘compus’ y reducir consumo de agua, la orden de Luisa María Alcalde


La austeridad alcanzó a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) por lo que su titular, Luisa María Alcalde, implementó medidas como el retiro de computadoras en áreas no esenciales a los funcionarios, la reducción a la mitad del consumo de agua de garrafón y “recomendar” no cargar la batería de sus celulares en las tomas de corriente de las oficinas.

De acuerdo a información publicada por Animal Político, a partir de este jueves decenas de servidores públicos se reincorporarán a sus labores con una nueva realidad.

En el reportaje se señala que también se cancelaron plazas de base a funcionarios y se les hace firmar nuevos contratos en los que son reconocidos como trabajadores eventuales para lo que resta del año.

Entre las áreas más afectadas por las medidas adoptadas se encuentran los servidores públicos que operan el programa estrella de la actual administración, Jóvenes Construyendo el Futuro.

El área evitó darle una postura oficial al medio, a pesar de que se había comprometido en hacerlo.

Usuarios de redes sociales no tardaron en criticar la medida implementada por la funcionaria federal a la que acusan de pertenecer a un falso progresismo y socialismo.

“Ahora que los empleados de la Secretaría del Trabajo deben compartir computadoras o comprar una, sugiero que para ayudarse se pongan a cantar cumbias en el transporte público. Luisita Alcalde lo hizo, y miren hasta dónde llegó”, se puede leer en un mensaje a través en Twitter.



Un programa de austeridad fue implementado por el gobierno federal para enfrentar la crisis sanitaria por el covid-19. La Secretaría de Economía retiró el 75 por ciento de los equipos de cómputo, por lo que conminó a los empleados de la dependencia compartir sus herramientas de trabajo.

Con la medida se determina que dejará a casi 2,000 empleados sin equipo, por lo que hay incertidumbre sobre cómo podrán realizar su trabajo.