Colectivo de mujeres obtiene de Segob solo acompañamiento en sus casos


Debido a que no son Ministerios Públicos ni están en los tribunales, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se comprometió ante un grupo de mujeres que tiene tomada la CNDH el acompañamiento en sus casos.

El seguimiento será integral a través de distintas notas áreas de la dependencia, para ayudar a "destrabar" sus casos ante las instancias de procuración e impartición de justicia.

"Las acompañamos. No queremos comprometernos a algo que no podamos hacer específicamente, no somos agentes del Ministerio Público, no somos procuradurías y fiscalías, ni estamos en los tribunales", enfatizó en el alcance de sus facultades. "Pero lo que sí podemos hacer, lo que estamos aquí para ayudarlas es para acompañarlas para destrabar algunas cuestiones ante estas instancias de procuración e impartición de justicia que se les empiezan a complicar, para ayudarles y acompañarlas a destrabarlas". El colectivo encabezado por Yesenia Zamudio, escuchó cómo Sánchez Cordero sostuvo que el acompañamiento significará un "antes y un después" y se hará a través de la Conavim, la CNB, el Inmujeres y la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia.


"Para no minimizar este dolor que ustedes tienen, para también hablar con empatía y sin juicios de valor obviamente, y se vale, se vale que ustedes estén enojadas, que tengan estos reclamos, se vale, se vale, porque no es posible que no tengan respuesta en años de lo que debiera ser una investigación rápida y expedita eficiente", abundó.

"Estamos de verdad, y quiero que ustedes estén conscientes de esto, sí trabajamos y trabajamos desde estos espacios para dar una respuesta a las violencias que sufren nuestras mujeres para proteger sus derechos sin discriminaciones y sin excusas", dijo.

Ante la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra, la funcionaria federal subrayó que la atención a las mujeres víctimas de violencia debe hacerse desde el primero momento que busque ayuda, a través de servicios de protección que operen permanente.


"(Considero) que las víctimas de violencia no deben ser llevadas con una primera instancia al Ministerio Público porque ahí son en muchas ocasiones revictimizadas, en una primera instancia deben ser atendidas por estos servicios de protección integral de refugios, de otras instancias", dijo.

"Esta Secretaría de Gobernación está tomando cartas en el asunto, las va a acompañar en sus legítimas demandas, somos empáticas con esto".

La toma del inmueble se dio luego de que un par de mujeres que habían acudido a una reunión con la titular de la CNDH se negaran a salir de la sala de juntas del organismo, reclamando justicia por sus casos.

Una de ellas, cuya hija fue violada en 2017, incluso se amarró a una silla para que no la sacaran. A la postre ellas se retiraron del lugar, pero entonces grupos feministas que habían acudido a apoyarlas se quedaron en el edificio.