Caída de Torres Gemelas fue el derrumbe de la "edad de la inocencia"


La vida social de Estados Unidos se transformó a raíz de los atentados. La sociedad perfecta fue penetrada por la amenaza externa.


Había un dicho que decía “hemos creído en la inocencia”, y es quizá la expresión más representativa dentro de las muchas que surgieron el mismo día del atentado y dan cuenta de la pérdida que significó para los estadounidenses el desenlace.


“Desde el punto estratégico y militar, la guerra tuvo dos consecuencias: el retorno del yihadismo y el declive relativo de Estados Unidos en la región y a nivel general, y la era del poder estadounidense que aparentemente llegó a su fin”, considera el doctor José Luis Valdés Ugalde, Investigador del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.


Para el investigador, estos veinte años de guerras preventivas e intervenciones militares, con el regreso de los talibanes al poder en Afganistán como epílogo siniestro, confirma la “fractura dentro del bloque aliado que conforman Estados Unidos con Gran Bretaña, Francia e Italia como seguidores”.


La derrota develó los “desacuerdos militares estratégicos sobre el campo de guerra y esto implica que Washington se distanció de las capitales europeas de una manera importante. Vamos a ver hasta dónde occidente ya perdió los espacios de legitimidad que tenía con Estados Unidos a la cabeza”, indica Valdés.


Hasta el último día que las tripas de Estados Unidos permanecieron en suelo afgano, el gobierno de Biden se negó a acordar con sus aliados los tiempos para la evacuación de miles de soldados, ciudadanos occidentales y colaboradores afganos, lo cual incrementó la desconfianza en el gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden.


No obstante, el fin del intervencionismo Occidental en otros países se vislumbra lejos.