Cúpula del Ejército rompe tras captura de Cienfuegos



La captura del general Salvador Cienfuegos por autoridades de Estados Unidos significa una ruptura al interior de la cúpula militar del Ejército mexicano debido a que el oficial de infantería, era por un decreto presidencial que data de finales del sexenio de Luis Echeverría, asesor del actual secretario de la Defensa Nacional, el general de división Luis Crescencio Sandoval González (un oficial de caballería).

El diario El Sol de México señala que se reproduce una rivalidad pleito entre la caballería y la infantería del Ejército mexicano que tuvo su último capítulo en 1988 cuando el general Antonio Riviello Bazán (oficial de infantería), mandó procesar a militares cercanos al general Juan Arévalo Gardoqui (oficial de caballería), su antecesor en la Sedena.


La detención de Cienfuegos realizada la semana pasada en California obedeció a una solicitud de la Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York debido a que se presume su implicación en la producción, tráfico y distribución de 1,000 kilogramos de marihuana, 500 gramos o más de metanfetamina, 5 kilos o más de cocaína y 1 kilo de heroína entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El diario mexicano recuerda que dos semanas atrás Timothy J. Shea, jefe de la DEA, visitó el país con una serie de requerimientos al gobierno federal, “poco o nada de supo de los mismos, salvo la urgencia por la detención de los operadores de Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García”.


Señala que uno de sus objetivos era tantear la situación de los exmandos militares del sexenio pasado, porque se habla de por lo menos una decena de generales en la mira de la DEA que aparecen como parte de las acusaciones contra el general Cienfuegos.


En el texto titulado “Ruptura en la cúpula militar tras detención de Salvador Cienfuegos por narcotráfico” se señala que la orden de captura contra el exsecretario solicitada por las autoridades de EU se conocía en la Sedena desde días atrás, pero nadie de sus allegados y cercanos le informó.


De acuerdo al texto, las repercusiones al interior de las fuerzas armadas por la detención del general al menos serían la pérdida de confianza y liderazgo de los mandos superiores, censura para impedir hablar del tema en los cuarteles.