Acusada de narcotráfico, arrestan a Emma Coronel en Washington


La exreina de belleza está acusada de participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana.


La tarde de este lunes, Emma Coronel, esposa del Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue arrestada en Estados Unidos por narcotráfico.


El Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó la información que ya comenzaba a circular en redes sociales. De acuerdo con un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Coronel “fue arrestada hoy en Washington por cargos relacionados con su presunta participación en el narcotráfico internacional”.


Se espera que la esposa de “El Chapo” tenga una comparecencia inicial este martes, a través de una videoconferencia, en un tribunal federal del Distrito de Columbia.


Coronel Aispuro fue arrestada en el Aeropuerto Internacional Dulles en Washington. “Según documentos judiciales, está acusada de participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para su importación a los Estados Unidos. Además, se alega que, con otros, ayudó a Guzmán en su escape del Altiplano el 11 de julio de 2015, prisión ubicada en Almoloya de Juárez. Después de que Guzmán fuera arrestado nuevamente en México en enero de 2016″.


La ex reina de belleza mexicana fue acusada en una denuncia penal por conspiración para distribuir “un kilo o más de heroína cinco kilogramos o más de cocaína, 1.000 kilogramos o más de marihuana y 500 gramos o más de metanfetaminas por importación ilegal a los Estados Unidos”, añadió la información oficial.


De acuerdo con la información del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Coronel Aispuro también estaría involucrada en la planificación de otra fuga de prisión con otros antes de la extradición de Guzmán a los Estados Unidos en enero de 2017.


“El Chapo” ya enfrentó a la justicia de Estados Unidos en lo que se denominó como el “juicio del siglo” y fue condenado en febrero de 2019.


De acuerdo con el expediente 1:21-mj-00240, la acusación se basa en investigaciones del agente espacial del FBI Eric S. McGuire quien, dijo, obtuvo información de otros agentes, incluidas comunicaciones en español que fueron traducidas al inglés.